gato en balcon

Esta patología es uno de los accidentes más comunes entre los gatos domésticos, los veterinarios lo conocen como “síndrome del gato paracaidista” o “síndrome del gato volador”.

Aquellos felinos que acuden al veterinario debido a caídas desde más de 7 metros de altura, equivalentes a 2 pisos, son los que padecen este síndrome.

¿Cuáles son los síntomas?

No es que los gatos sientan la necesidad de saltar al vacío, si no que, como sabemos, son juguetones y poseen un gran instinto de cazador. Por ello, si un pájaro, un insecto o incluso un reflejo que pase por delante de la ventana o balcón, hace llamar su atención, nuestro gato correrá a cazar a su presa o juguete.

Por no mencionar, lo mucho que les gusta hacer equilibrios casi imposibles o pasear cerca de las ventanas y asomarse a curiosear. Cualquier error o traspiés puede suponer una caída que nuestro gato no tenía previsto.

La curiosidad y el juego no es lo único que mueve al gato a distraerse, también debemos de tener en cuenta el instinto, las épocas de celo, la agilidad del animal y la edad del animal ya que en cada etapa de su vida tiene el mismo riego de sufrir un accidente.

El gato tiene una capacidad instintiva de caer sobre sus cuatro patas sea cual sea su posición antes de precipitarse. Y esto pasa porque el peso de su cuerpo está distribuido de forma simétrica y armónica de tal manera que el centro de gravedad coincide con el centro geométrico de su cuerpo. Eso le permite restituir su posición fisiológica durante el proceso de caída…pero no siempre lo consigue y por ello debemos tener mucho cuidado y estar atentos.

La capacidad del gato para sobrevivir a una caída tiene un límite, caer desde un quinto o un sexto piso acostumbra a ser mortal.

Cuando un gato se precipita al vacío, incluso cuando resulta ileso, al regresar a casa puede estar muy asustado por la experiencia. Es habitual que lleguen a pasar 2 o 3 días escondidos. Tenemos que darle tiempo para recuperarse, sin forzarle y poco a poco él solo recobrará su conducta habitual.

Por supuesto que nuestro gato puede sobrevivir, pero también puede arrastrar lesiones severas, principalmente en cabeza, región posterior, abdomen y tórax. Si nuestro gato ha caído al vacío y, al encontrarle, no descubrimos ninguna lesión superficial de igual forma debemos llevarle al veterinario para poder descartar posibles lesiones internas y estar tranquilos.

¿Cómo evitar este peligroso síndrome?

Podemos intentar mantener las ventanas cerradas cuando esté nuestra mascota cerca, aunque es algo bastante complicado y debemos estar con mil ojos. También podemos hacer el interior de nuestra casa más divertido para él, por ejemplo, con la ayuda de juguetes más interactivos.

Cierto es que estos remedios no son los más eficaces y no suponen nuestra tranquilidad completa frente a un peligro que siempre está presente. Existe otra opción que, además, nos brinda la oportunidad de salir a la calle sin preocuparnos por dejar ventilando nuestros hogares, desde Gatored ofrecemos una solución, estética, económica y segura. Se trata de la instalación de un sistema de seguridad que consiste en una malla de nylon transparente, que deja pasar 100% la luz y el aire, y que evita la caída de nuestro gato al vacío.

En Gatored somos expertos en realizar estas instalaciones, nuestros clientes satisfechos nos avalan. Esta alternativa busca calmar las preocupaciones frente al síndrome del gato paracaidista o gato volador. Si quieres más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te asesoraremos sobre la mejor opción para tu gato y tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.